Este requisito es para el caso de profesionales a los cuales, por motivo de su especialización, se les puede exigir titulación académica debidamente homologada en España y, si procede, certificado de inscripción en el colegio profesional, cuando así lo exija la legislación vigente. En el caso de actividades que para su desarrollo no sea necesario disponer de una titulación académica homologada, será necesario aportar documentación —traducida, en su caso por traductor jurado— que acredite que se dispone de la capacitación profesional suficiente para el ejercicio de la ocupación, cómo puede ser la experiencia profesional o formación. Excepcionalmente, en los supuestos de las personas extranjeras que hayan obtenido la resolución favorable para el reconocimiento del título de especialista en Ciencias de la Salud, regulado en el Real Decreto 459/2010, de 16 de abril, por el que se regulan las condiciones para el reconocimiento de efectos profesionales a títulos extranjeros de especialista en Ciencias de la Salud, obtenidos en Estados no miembros de la Unión Europea, la autorización de estancia adquirirá el carácter de autorización provisional de residencia y trabajo por cuenta ajena, una vez admitida a trámite la solicitud de modificación, y hasta que se resuelva el procedimiento.