Antes del 2019, si en el momento de presentar la solicitud un ciudadano extranjero cumplía todos los requisitos, pero por las razones que sean podía perder su condición de residente regular, o bien por no cumplir los requisitos de renovación o por dejar caducar su tarjeta, eso era causa de denegación de la nacionalidad. 

Actualmente ya no será causa de denegación la irregularidad sobrevenida durante el proceso, siempre y cuando en el momento de presentar la solicitud cumplía con todos los requisitos y estaba residiendo en España de forma regular. 

¡Atención! hay que considerar la excepción a esta regla la de haber cometido algún delito, en cuanto no se cumpliría el requisito de buena conducta cívica.