• Haber superado satisfactoriamente los estudios o el proyecto de investigación o las prácticas. Es necesario haber finalizado íntegramente, y con resultado satisfactorio, toda la formación para la cual la persona extranjera obtuvo la autorización de estancia, no solamente una parte de la actividad formativa.
  • No tener antecedentes penales.
  • No constar como rechazable en el espacio territorial de países con los cuales España tenga firmado un convenio en este sentido.
  • Tener la capacitación y, en su caso, la calificación profesional legalmente exigida para el ejercicio de la profesión.
  • Abonar la tasa de tramitación relativa a la autorización residencia.