Todas aquellas personas que desarrollen una actividad laboral o profesional a distancia para empresas que se encuentren ubicadas fuera de España, a través del uso exclusivo de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación, ahora podrán obtener una autorización de residencia y trabajo a través de la nueva ley. Antes, normalmente estos trabajadores acababan recurriendo a otro tipo de visado, el de Residencia No Lucrativa, pero no podían ofrecer ningún tipo de servicio a empresas ubicadas en España. Ahora, además del teletrabajo (para empresas extranjeras), si puedes ofrecer servicios a empresas empresas ubicadas en territorio español siempre y cuando el porcentaje de dicho trabajo no sea superior al 20% del total de su actividad profesional.