En relación a las últimas modificaciones en los requisitos de nacionalidad española por residencia, nos dirigimos a todos aquellos que todavía no han presentado su solicitud de nacionalidad española y quizás por no cumplir con todos los requisitos están pendientes de iniciar su tramitación. ¡Atención! si estás interesado en iniciar tu proceso de nacionalidad, estas informaciones pueden ser sumamente importantes.

Así, y con gran satisfacción, os informamos de importantes cambios en los criterios relativos a la presentación de las solicitudes, direccionados a la flexibilización en el acceso y en los requisitos para iniciar los trámites de reconocimiento de la nacionalidad española. Trataremos de ser objetivos y claros, y abordaremos de manera objetiva en qué consisten las principales modificaciones introducidas por la Dirección General de los Registros y Notariado en las últimas semanas.

 

1. AUSENCIAS DEL TERRITORIO ESPAÑOL

Sobre la permanencia en el territorio español, el criterio adoptado hasta la presente fecha era el de que el extranjero debía acreditar que no se había ausentado por un período igual o superior a seis meses del territorio español, contando todas las salidas durante el periodo de residencia de 10 años. Para el resto de supuestos, en los que el período de residencia exigido es de 5, 2 o 1 año, las ausencias no podían superar, considerando la suma de las salidas, los 3 meses.

A partir de ahora, las salidas ya no se suman. De manera que para cumplir el requisito de la permanencia continuada en España no debemos tener ninguna salida superior a seis meses. Es decir, que en el plazo de 10 años de residencia exigido, podemos tener ausencias superiores a los seis meses, siempre y cuando no sean en un mismo viaje. En otras palabras, podemos tener dos o más ausencias de 5 meses, que no será denegada nuestra nacionalidad, pero no podemos tener una ausencia igual o superior a los 6 meses.

Y en los demás supuestos en los que el plazo de residencia exigido es reducido, como es el caso por ejemplo de los extranjeros nacionales de los países Iberoamericanos (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Brasil, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, Venezuela), Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal, ninguna de las salidas podrá superar a los 3 meses.

2. CASOS DE DOBLE NACIONALIDAD (Tiempo de residencia)

En el caso de personas que tengan la doble nacionalidad, desde la flexibilización de los criterios, es posible acogerse al plazo de residencia más favorable al interesado. Por ejemplo, una persona que tenga doble nacionalidad italiana y brasileña, y haya vivido en España durante más de dos años, podrá iniciar su procedimiento de nacionalidad, aunque haya residido en territorio español con documentación italiana. De tal suerte, se verá beneficiada con el plazo de 2 años exigidos para los nacionales brasileños, en lugar del plazo de los 10 años previsto para los italianos.

3. IRREGULARIDAD SOBREVENIDA

Si en el momento de presentar la solicitud un ciudadano extranjero cumplía todos los requisitos, pero por las razones que sean podía perder su condición de residente regular, o bien por no cumplir los requisitos de renovación o por dejar caducar su tarjeta, eso era causa de denegación de la nacionalidad. Ahora, ya no será causa de denegación la irregularidad sobrevenida durante el proceso, siempre y cuando en el momento de presentar la solicitud cumplía con todos los requisitos y estaba residiendo en España de forma regular. Atención! hay que considerar como excepción a esta interpretación la de haber cometido algún delito, en cuanto no se cumpliría el requisito de buena conducta cívica.

En los casos de los ciudadanos extranjeros que hayan estudiado la ESO, enseñanza secundaria obligatoria, o grado de formación profesional, estudios universitarios, de grado superior, ya no es necesario solicitar la dispensa de los exámenes de nacionalidad. Desde las últimas modificaciones, el interesado deberá presentar directamente los diplomas juntamente con la solicitud de nacionalidad, siempre que estos estudios hayan sido realizados en España. No son válidos para eximir la realización de los exámenes estudios realizados en el extranjero y homologados en España.